SOLIDARIDAD EN TIEMPO DE VIRUS – 3  /  EL BAA “TE TIENE EN CUENTA”

SOLIDARIDAD EN TIEMPO DE VIRUS – 3 / EL BAA “TE TIENE EN CUENTA”

Tras un mes de intenso trabajo,  el Banco de Alimentos de Araba expone a la opinión pública sus cuentas. También quieren estar “Abiertos a la transparencia”

                La Alerta Sanitaria continúa y el grado de necesidades alimentarias crece entre la población desfavorecida. El Banco de alimentos de Araba sigue pendiente de estas carencias y, dentro de sus posibilidades, trata de paliarlas con la ayuda de sectores concienciados de la sociedad alavesa. A esos ciudadanos, empresas e instituciones queremos “rendir cuentas”. Cuentas llenas de valor solidario.  En este tercer informe, se exponen los datos correspondientes a la última semana de abril y al acumulado de todo el mes           

DATOS DEL PERIODO: 24 de abril – 1 de mayo de 2020

  • INGRESOS dinerarios
    • Sociedad Geográfica “La exploradora”- 2.000 €
    • Donaciones de particulares – 8.640 €
    • Total: 10.640€
  • INGRESOS de productos alimenticios
    • Lácteos, huevos, leche (Banco Burgos, Kaiku, Diputación)– 2.030 kg.
    • Conservas (Banco Cáceres, Banco Segovia, D.Coop) – 4.183 kg
    • Patatas (Abel Aguirre, Obekuri) –    1. 875 kg.
    • Desayunos y aperitivos (Banco Burgos, Menéndez)- 859 kg.
    • Refrigerados y congelados (Sagartoki, Banco Rioja) – 1.429 kg
    • Total: 10.376 kg
  • REPARTO de alimentos
    • Se ha repartido un total de 12.821 kg. , de los cuales 6.401 kg. a familias en estado de extrema emergencia (265 adultos y 30 niños/as)

 DATOS ACUMULADOS DEL MES DE ABRIL DE 2020

  • INGRESOS dinerarios: 70.524 €
  • INGRESOS de productos alimenticios: 60.024 Kg.
  • REPARTO de alimentos: a 2.651 personas (2.092 adultos y 159 niños/as)

                El más sincero agradecimiento a todos aquellos que, aunque no figuran en esta lista,  han aportado no solo recursos materiales, también apoyo y cariño. Especialmente al equipo de voluntarios y voluntarias extraordinarios que durante estos días nos ayudan en nuestra labor.

                Nuestro reconocimiento a empresas que, al margen de dinero y alimentos, nos ofrecen un servicio indispensable. Entre ellas y de forma destacada  la empresa de transporte DACHSER Spain

CONTACTO: 945 213233  / 608 295120   –  administracion@bancoalimentosaraba.org

DONACIONES: https://bancoalimentosaraba.org/

Dado el aumento importante de llamadas telefónicas y con la finalidad de poder atender de forma adecuada a todas ellas se amplía a dos las líneas telefónicas de contacto.

                Teléfono: 945 213233 – 608 295120  (Horario: 09:00 a 13:30)              

                En estos momentos de escasos recurso necesitamos la ayuda de todos. Quién desee realizar una donación de forma segura, puede hacerlo a través de la plataforma de pago en la página web del BAA: https://bancoalimentosaraba.org

                Agradecemos sinceramente a toda la sociedad alavesa los constantes apoyos recibidos: donaciones de dinero y productos, voluntarios extraordinarios, medios de transporte, servicios

DECLARACIONES DEL VICEPRESIDENTE DEL BAA EN RADIO VITORIA

DECLARACIONES DEL VICEPRESIDENTE DEL BAA EN RADIO VITORIA

El Vicepresidente del BAA, José Andrés Gabilondo, ha realizado unas declaraciones a Radio Vitoria referidas a la situación de la organización ante la Alerta Sanitaria a causa de la pademia del coronavirus

Se puede acceder a ellas, pinchando en el siguiente enlace:

https://www.eitb.eus/es/radio/radio-vitoria/programas/radio-vitoria-gaur-magazine/detalle/7154807/el-banco-alimentos-araba-abierto-nunca/

 

Abierto por vacaciones

Abierto por vacaciones

El Banco de Alimentos no cierra en verano porque las necesidades no desaparecen con el calendario

El eslogan ‘Abierto por obras’ lanzado en junio de 2000 por la Fundación Catedral Santa María para impulsar un novedoso sistema de visitas a los trabajos en el templo se convirtió inmediatamente en un referente que ha calado en otros proyectos que participan de la visión del patrimonio cultural como motor de cohesión social y desarrollo económico. La expresión, más allá del exitoso impacto que encierra toda contradicción por aparente que sea, explicita una filosofía de trabajo en la que se fusionan el esfuerzo de unos y el ocio de otros. En los próximos días y semanas se abre para miles de alaveses el paréntesis de las vacaciones y el Banco de Alimentos puede tomar prestado el eslogan de la catedral y adaptarlo a la realidad social en la que también actúa como motor de cohesión. En los próximos meses el BAA permanecerá abierto por vacaciones.

La pobreza no deja la ciudad cuando el calor aprieta y las terrazas o las piscinas se llenan

Julio y agosto son los meses por excelencia del éxodo vacacional, aunque en ocasiones sea exclusivamente mental. El escritor norteamericano Robert Orben dice que “las vacaciones consisten en no tener nada que hacer y disponer de todo el día para hacerlo”, una definición en línea con su vena humorística pero que olvida que para algunas personas no tener nada que hacer y disponer de todo el día para hacerlo es el reflejo infernal del paro y la pobreza. Las vacaciones son para la mayoría tiempo de descanso, de olvidarse de las preocupaciones del día a día, de meter en el cajón la rutina. Pero para otros ciudadanos agosto es igual de odioso que febrero, sus carencias las mismas, su desesperanza parecida. El hambre no coge vacaciones.

El Banco de Alimentos no entiende de paréntesis en su labor social. Las bolsas de comida se repartirán con el mismo ritmo en las próximas semanas que con el que han sido entregadas en los últimos días. La pobreza no deja la ciudad cuando el calor aprieta. El BAA no puede librar porque quienes necesitan su auxilio no lo hacen. Es más, el merecido ocio de unos intensifica seguramente la sensación de desgraciado desamparo de otros, de esos que a veces parecen arrastrar una vida prestada sin más horizonte que ver salir el sol al día siguiente. Quizás coincide más con esa realidad el pensamiento de Cicerón que el de Orben cuando apunta que “el mayor descanso es estar libre de culpa”. Las vacaciones pueden convertirse desde esa premisa del filósofo romano en un buen momento para reforzar la conciencia social y para apuntalar la justicia. El descanso es un derecho de todos, pero comer constituye una necesidad previa e ineludible. El calendario no tapa las vergüenzas.

Julio y agosto abarrotan los lugares de ocio y descanso con quienes se van de vacaciones y septiembre llena las consultas de los psicólogos con los que padecen el síndrome postvacacional. Algunos no corren riesgo de sufrirlo, simplemente porque no pueden disfrutar de la primera parte de la ecuación. Para ellos, para que julio y agosto no sean peores que mayo o junio, el Banco de Alimentos de Álava seguirá abierto por vacaciones.

Elige ayudar

Elige ayudar

Inmersos en procesos electorales, los ciudadanos saben que su auxilio seguirá siendo imprescindible en la lucha contra el hambre

Con un intervalo de cuatro semanas, los ciudadanos han sido convocados para elegir a sus representantes en diferentes instituciones de gobierno, lo que ha llenado de mensajes el espacio público de comunicación y a menudo ha invadido el ámbito privado. El Banco de Alimentos de Álava se define en su reglamento interno como aconfesional y apolítico, aunque seguramente sería más exacto el término apartidista, ya que su objetivo básico, recolectar y repartir alimentos, tiene un efecto ineludible en la vida de la ‘polis’. Y combatir la pobreza forma parte, precisamente, del ideario de todas las formaciones políticas.

Más allá, sin embargo, de la defensa de valores generalistas -ningún partido va a suicidarse políticamente defendiendo que haya personas que pasen hambre- las campañas electorales son propicias al lanzamiento de eslóganes tan fáciles de captar por el potencial votante como de olvidar. Y con demasiada frecuencia el fragor del choque electoral deja de lado la realidad diaria, relegando a segundo plano, por ejemplo, el trasiego de esas bolsas de comida que reparte el Banco y que forman parte esencial de la vida de cientos de familias. Resulta recurrente traer a la memoria la alegoría de la caverna de Platón, en la que unos hombres encadenados únicamente pueden mirar a la pared de la cueva en la que habitan. Detrás de ellos una hoguera proyecta sobre el muro las sombras de todos los objetos que portan quienes desfilan por el pasillo central, de modo que los desgraciados encadenados consideran única verdad las sombras de las cosas y no pueden conocer nada de lo que acontece a sus espaldas.

Con la vista fija demasiado tiempo en las sombras corremos el riesgo de perder la noción de la realidad. Y esa verdad que significan los objetos que desfilan a nuestra espalda, el mundo inteligible del que habla Platón, incluye saber que el 27 de mayo, lo mismo que sucedió el 29 de abril, seguirá habiendo a nuestro lado personas que pasan hambre y que acudirán al centro de reparto a por su bolsa. Por eso resulta esencial que, al margen de la formación política preferida, cada uno de nosotros elija ayudar. De la forma que cada cual considere más pertinente, pero mirando de frente la injusticia y no solo su sombra.  “Se hace campaña en poesía y se gobierna en prosa”, escribió el político y jurista estadounidense Mario Cuomo, sabedor por experiencia propia de que las promesas electorales son con frecuencia como el hermoso lazo de regalo de un paquete que una vez abierto está vacío. Hacer realidad los deseos de justicia social va más allá de los programas de los partidos porque nace de la conciencia individual de cada persona. El objetivo del Banco de Alimentos no se modificará por los resultados electorales, pero la potencia de su respuesta si depende de que cada ciudadano vote permanentemente por ayudar a los demás. Como señaló David Lloyd George, primer ministro británico entre 1916 y 1922, “no se puede alimentar hambrientos con estadísticas”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies